Objetivos

1.- Se propone potenciar, dar cabida y abrir el diálogo en torno a la reflexión sobre el ser humano en toda su integridad:

  • Sobre los tres niveles que lo constituyen: cuerpo, psique y espíritu.
  • Sobre los cuatro ámbitos que lo relacionan consigo mismo, con lo transcendente, con los seres humanos y con la naturaleza: personal, sacral, social y cósmico.
  • Sobre las múltiples dimensiones en las que se integra todo el quehacer que sale de sus manos para su bienestar físico, sicológico y espiritual, como la historia, la ciencia, la religión, el arte, la cultura, la terapia, la economía, la política, el deporte…

2.- Pretende que la metafísica vuelva a colocarse en el corazón de la cultura.
Como faro orientador, y cumpla, verdaderamente, su papel fundante e integrador en orden a cada sector de investigación aplicada a la vida: las ciencias físicas, biológicas y sociales; la reflexión en torno a la medicina, al derecho, a la política, a la economía, a las artes, y a la pacífica convivencia de los pueblos.

3.- Fomenta la reflexión ecuménica de las diversas tradiciones religiosas y el diálogo de las diferentes mentalidades.
Canalizando las aspiraciones más íntimas de los seres humanos, ahora, en esta época globalizadora y de pluralismo casi universal debido a las grandes emigraciones planetarias, en la que más que nunca hace falta interpretar y valorar adecuadamente las diversas formas de experiencia y desarrollar un auténtico modelo interpretativo que gire alrededor de la magna quaestio de nuestro tiempo: la definición de la persona humana, con todas sus implicaciones científicas, sociales, jurídicas y espirituales.