Punto de partida

Fue una iniciativa de Fernando Rielo ante la preocupación por la crisis, abandono y rechazo de la metafísica, y el auge del pensamiento débil, del reduccionismo, del relativismo, de la exclusión y del pensamiento único. Se debería caminar hacia una metafísica floreciente, creativa, impulsora de la vida, de la ciencia y de la cultura, partiendo de la vocación universal del ser humano a la reflexión y a la búsqueda del sentido.

El Congreso Mundial de Metafísica parte del supuesto de que el ser humano, para fundamentar y orientar su comprensión de las distintas realidades, se siente impulsado a concebir el campo último y originante de su pensar y su actuar. Esta visión se enriquece continuamente con las nuevas aportaciones de las ciencias particulares y de la experiencia personal.
Es un evento único en su género que, desde su origen en el año 2000, se ha convertido en un foro internacional de diálogo, donde exponentes de las más variadas disciplinas académicas conviven para enriquecerse mutuamente, tanto en lo humano como en lo intelectual, en la búsqueda del fundamento último de sus respectivas ciencias.

Las cinco primeras ediciones se han realizado en Roma (2000, 2003, 2006, 2009, 2012), convocadas por la Fondazione Idente di Studi e di Ricerca (FISER). En esta edición, como en la del 2015, se celebra en la Universidad Pontificia de Salamanca (España), vinculado a la Cátedra Fernando Rielo de la misma, siendo organizado por la FISER, por su homóloga española y por la Fundación Fernando Rielo.